¿QUÉ ES SALIR DEL MUNDO GLOBAL?

Salir del Mundo Global es una página que busca reunir a todos aquellos que estén interesados en hacer frente al problema de la globalización mundial y proponer iniciativas de acción tanto individuales como colectivas. Muchas personas asocian la palabra globalización con el hecho de poder viajar o hacer una llamada telefónica de un extremo al otro del planeta, o con el acceso a información de todo tipo que permite Internet entre otros muchos medios que existen hoy en día. Sin embargo, estas personas se están centrando únicamente en un aspecto, el avance de la tecnología y de la ciencia, algo que en si mismo no tiene nada de criticable, a pesar del mal uso que se da en muchos casos tanto a una como a otra. Viajar o llamar por teléfono con facilidad y rapidez son enormes beneficios de los tiempos en los que nos ha tocado vivir. Sin embargo, la globalización abarca muchos otros aspectos que nos afectan personalmente. A nivel político, por ejemplo, trata de impedir que los distintos países tomen sus propias decisiones, debiendo ajustarse a lo que dicten unas instituciones de escala internacional. Esto tiene como objetivo la creación de un gobierno mundial, en el que la Banca plutocrática sería lo imperante, y todo el poder estaría en manos de aquellos que manejan el dinero (ya lo está, pero con mucha más fuerza todavía). Para conseguir ese poder total desde luego se dedicarían a destruir todas las diferencias entre los seres humanos: raciales, sexuales, culturales, educativas, religiosas, musicales, artísticas, las tradiciones propias de cada pueblo, etc. Todas esas diferencias desaparecerían para dar lugar a un mundo uniforme, de individuos sin nada original ni característico, ni siquiera en su pensamiento (anulación de la capacidad crítica). Obviamente esos individuos serán mucho más manejables y dominables, tan ductiles mentalmente como un metal bajo la fragua. Ese es el verdadero objetivo de la globalización. Todos los pasos que ocurren en la actualidad conducen directamente a eso. La globalización también es la moderna sociedad de consumo y el estilo de vida propio de las grandes ciudades, con todo lo que ello implica: una epidemia de enfermedades crónicas (aterosclerosis, diabetes, cáncer, entre otras muchas), una mayor extensión de las enfermedades infecciosas (el Covid-19 ha sido el último ejemplo, con todo el control social que ha implicado sobre la población), una altísima cantidad de enfermedades mentales en la población como la depresión, el transtorno obsesivo compulsivo, la ansiedad, etc. La expansión de horribles plagas por todo el planeta como el mosquito tigre o la avispa asesina asiática es también una consecuencia de la globalización. Y lo es la destrucción de la sagrada Naturaleza a todos los niveles, de todas las formas imaginables, solo para aumentar los beneficios de las corporaciones mercantiles y de la Banca. Las crisis financieras de la Banca no serían posibles sin la globalización. Ni tampoco el espionaje masivo de nuestras vidas privadas a través de los ordenadores y teléfonos móviles “inteligentes”.

Y es por ello que surge esta página web. Son muy pocos los que se están enfrentando a todos estos aspectos negativos, y lo hacen de manera aislada, como si unos asuntos no tuvieran relación con otros. La deriva que está llevando esta sociedad solo puede alterarse a mejor si uno por uno comenzamos a remar en dirección contraria. Esto es algo que podemos hacer de forma individual, adoptando como una decisión puramente personal una serie de medidas en nuestras vidas, o de forma colectiva, coordinándonos con otras personas que están interesadas en una determinada iniciativa o proyecto en común.

En esta web se proponen 35 medidas individuales que todo el mundo puede hacer en cuanto se lo proponga, algunas implican cambios en el modo de vida y otras son más bien filosóficas, pero todas van dirigidas a dejar de contribuir a la globalización, a no ser un engranaje más del problema. Por supuesto, esas medidas están abiertas a nuevas sugerencias, y no son obligatorias como los mandamientos de una religión, cada uno puede escoger aquellas que le parezcan mejor.

En cuanto a las iniciativas colectivas, se trata de acciones que impliquen a varias personas y que lleven a la consecución de un objetivo a medio o largo plazo. Tienen también la condición de que se pueden repetir o replicar todas las veces que se quiera, por parte de grupos que no se conocen, en cualquier parte del mundo. Para organizarlas y que constituyan por utilizar un término bélico, un frente común antiglobalista (aunque todas las acciones que se lleven a cabo serán pacíficas y respetuosas), esta página web tendrá un menú desplegable en el que se exhibirán distintas categorías. Esas categorías serán ámbitos en los que actuar, por ejemplo, la Protección de la Naturaleza, la Vida sin Plástico, o la Legalización del Home-Schooling en España, entre otras. De cada categoría saldrán desglosadas las distintas iniciativas en marcha.

Toda iniciativa deberá tener un propósito claro, una serie de pasos a seguir específicos y una vía de contacto entre los participantes. Esta vía de contacto puede ser un correo electrónico que solo utilicen los que forman parte de la iniciativa, aparte de los números de teléfono que se puedan dar entre ellos. Para comenzar una iniciativa será imprescindible que haya un cierto número de personas (al menos, más de una) que por afinidad de intereses se junten para llevarla a cabo. Formarán un grupo de trabajo, reunirán los materiales necesarios, estudiarán la estrategia más efectiva, y finalmente, plantearán la iniciativa en la página web a través del correo que aparece en la página de contacto. Una vez subida la iniciativa, otros grupos pueden cogerla y hacerla suya, y cuantas más veces se replique, mucho mejor, como una especie de cadena. Las iniciativas que más prosperen serán colocadas en lo alto del menú. Un blog irá relatando los avances de las iniciativas y los éxitos alcanzados. Solo algunos ejemplos de esas iniciativas son: charlas sobre un determinado asunto interesante, la restauración de un pueblo abandonado, la reforestación de un entorno natural, la construcción de medios de vida autosuficiente, el reparto de folletos, la creación de un programa de radio, o la lucha por alcanzar una modificación de alguna ley, como la legalización del Home-Schooling en España, donde está prohibida. Son solo ejemplos, puede haber miles de iniciativas antiglobalistas, y cuantos más seamos, más rico y variado será este proyecto. Si prospera, tendrá una página web mucho mejor.

Esto no es, en definitiva, nada que se parezca a un partido político o un movimiento social de pensamiento unitario. Es una página donde puedes coordinar acciones con otras personas que compartan intereses o preocupaciones contigo sobre la deriva de este mundo. A todos nos preocupa uno u otro aspecto de cómo están yendo las cosas. Se nos intenta enfrentar unos a otros con absurdas divisiones como izquierdas o derechas, minorías contra mayorías, fascistas contra antifascistas, etc, pero ¿y los problemas comunes que nos afectan a TODOS? Sí, esos de los que los globalistas no quieren que nos preocupemos, y lo han conseguido. Hasta ahora.

2 thoughts on “¿QUÉ ES SALIR DEL MUNDO GLOBAL?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s